CALIDAD SUIZA DESDE 2013

CLIENTES EN MÁS DE 40 PAÍSES

5 ESTRELLAS EN EL TRUSTPILOT

ENTREGA GLOBAL

0

Tu carrito está vacío

Nuestros aceites de CBD son de la mas alta calidad y se obtienen de cáñamo orgánico (Cannabis Sativa L.) por medio de un proceso de extracción de CO2 super critico y cuidadosamente diluido con aceite de oliva orgánico, aceite de MCT o aceite de semilla de cáñamo para obtener concentraciones exactas. El proceso de extracción con CO2 no solo mejora la calidad del cannabidiol, si no que también preserva el espectro completo de otros cannabinoides, terpenos , flavonoides, nutrientes y antioxidantes.

Aceites del CDB a la venta

Pueden comprar aceites de CBD con base de aceite de oliva, aceite de semilla de cáñamo, aceite MCT con concentraciones de entre 3%-30% de CBD (Cannabidiol).

El aceite CBD ha sido exhaustivamente probado, analizado y documentado para determinar su proporción de cannabinoides y su viabilidad microbiologica. No contiene prabenos, colorantes artificiales, pesticidas, herbicidas, toxinas, metales pesados, solventes ni cannabinoides sintéticos. La concentración de THC es menor al 0.2%, lo que hace que los productos sea completamente legales sin ningún efecto psicoactivo en absoluto.

Cada aceite de cannabidiol viene con instrucciones de uso dentro del paquete. Asegúrese de leerlo cuidadosamente, y si lo consume oralmente no trague el aceite, si no que debe dejar diluir en la boca por 10 - 20 minutos para obtener el efecto mas optimo. Para mayor información por favor lea el siguiente artículo, Cual es la dosis optima de aceite CBD.

ACERCA DE NUESTROS CBD

El Cannabidiol (CBD) es el principal cannabinoide encontrado en el cañamo industrial (Cannabis Sativa L.). En años recientes ha habido un creciente interés en el potencial terapéutico del CBD, el cual no tiene efectos psicotrópicos, no es psicoactivo (no le “droga”) e incluso puede ser usado en altas dosis sin causar efectos secundarios relevantes.

El CBD o Cannabidiol es el principal compuesto activo en el cáñamo y a diferencia del THC, no es psicoactivo, así que no droga ni intoxica. Como puede que ya sepa, dentro del cuerpo humano existe un sistema endocannabinoide, con receptores distribuidos alrededor del cerebro y del cuerpo. El THC activa los receptores CB1 y CB2, mientras que el CBD no estimula estos receptores directamente.

Los receptores de cannabinoides están involucrados con una serie de procesos que tienen lugar dentro del cuerpo humano, incluyendo la regulación del ánimo, sensibilidad al dolor, apetito y memoria. Estos receptores pueden ser activados por endocannabinoides (producidos por el mismo cuerpo humano) así como por plantas cannabinoides (como los encontrados en el cáñamo o cannabis), y se agrupan en 2 categorías: CB1 y CB2

Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, y en menor concentración en el hígado, riñones y pulmones; mientras que los receptores CB2 forman parte del sistema inmune y se encuentran en las células hematopoyéticas en la sangre también. Los receptores CB1 juegan un rol en la producción y distribución de neurotransmisores, mientras que los productos psicoactivos estimulan estos receptores. Al mismo tiempo, los receptores CB1 están relacionados con el proceso de Lipogénesis que tiene lugar en el hígado y que tiene gran importancia en el mantenimiento de la homeostasis (el equilibrio de las funciones corporales). Varios estudios sugieren que el CB1 también afecta al placer, la concentración y el apetito, la memoria y la tolerancia al dolor. Los receptores CB2 por otro lado afectan al sistema inmune, estando involucrados en una variedad de funciones como supresión inmune o la apoptosis (muerte celular programada). Ciertos estudios sugieren que el CB2 modula la sensibilidad al dolor y podría restar relacionado con ciertas enfermedades, desde problemas renales y de hígado hasta enfermedades neurodegenerativas.

El CBD no estimula ninguno de los receptores previamente descritos, en su lugar activa otros receptores como los de adenosina, serotonina, vaniloideslos y receptores TRPV-1, por ejemplo; el cannabidiol juega un rol importante en la regulación de la temperatura, disminuyendo inflamación y sensibilidad al dolor (6). Adicionalmente el CBD inhibe la encima FAAH, un compuesto que activa los receptores CB1 y por ende el CBD minimiza la activación de receptores CB1 por el THC, reduciendo sus efectos psicoactivos.

La activación de receptores de Adenosina por parte del CBD tiene un efecto ansiolítico y antiinflamatorio. Los receptores de adenosina también están relacionados con la liberación de dopamina y glutamato, dos neurotransmisores que juegan un papel importante en el cuerpo. La dopamina tiene efectos en la cognición, control motriz, motivación y mecanismos de satisfacción, mientras que el glutamato es uno de los más importantes mediadores en las señales de excitación, estando relacionado con procesos de cognición, memoria y aprendizaje.

Altas concentraciones de CBD han demostrado ser capaces de activar receptores de serotonina 5-HT1A, lo que tiene efectos antidepresivos. Los mismos receptores están relacionados en una serie de procesos desde la percepción del dolor, apetito y nausea hasta ansiedad al dormir o incluso mecanismos de adicción en el cerebro.

El CBD bloquea las señales del CPR55, reduciendo la reabsorción ósea y la proliferación de células cancerígenas. El CPR55 está presente abundantemente en el cerebro, y está asociado con la modulación de la densidad ósea y la presión arterial, así como con la proliferación de células cancerígenas.

EL CBD bloquea la activación psicoactiva del THC, razón por la cual siempre se considera ventajoso combinar CBD y THC con motivos terapéuticos. Sin embargo, hay que entender que los efectos positivos del cannabidiol no dependen de la presencia del THC, por lo que se pueden obtener ventajas en el consumo de CBD comprando productos que solo contengan formas no psicoactivas del CBD.

El THC (Tetrahidrocannabinol) es psicoactivo, mientras que el CBD (Cannabidiol) no lo es. Los efectos comunes del THC son euforia, ansiedad y pérdida temporal de la memoria. El CBD reduce los efectos negativos que el THC pueda tener. Otra diferencia entre el THC y el CBD es que el cannabis con alto contenido de THC se usa por sus efectos dopantes que inducen letargia, mientras que el CBD se usa para mejorar la atención y conciencia.

El THC es el compuesto responsable por el efecto intoxicante del cáñamo. Un nivel de THC de menos del 1% combinado con cualquier dosis de CBD ya se considera como No Psicoactivo y no tiene ningún efecto intoxicante. Como nuestros productos contienen menos de un 0.2% de THC, no deberían influenciar para nada su habilidad para conducir un vehículo o realizar otras labores, pero es usted quien debe tomar la decisión final, antes de sentarse detrás del volante u operar maquinarias.

No estamos autorizados para realizar declaraciones sobre efectos medicinales. Los productos ofrecidos en nuestras páginas no están pensados para curar, tratar o prevenir enfermedades. Si tiene alguna pregunta sobre la aplicación y el rango de efectos médicos que puedan tener los productos de CBD, por favor consulte en internet (por ejemplo la página http://www.cannabis-med.org/); también puede preguntar a su médico de confianza o un farmaceuta. Todas las declaraciones en este sitio web se hacen sin prometer garantías de efectos curativos.

El cáñamo se considera generalmente seguro, así que no debería haber efectos secundarios relevantes relacionados con el uso de CBD, pero no podemos descartarlos ya que todo depende de cómo su cuerpo tolere y se adapte a estos suplementos dietéticos. Le recomendamos consultar con su medido antes de usar cualquier suplemento dietético, incluyendo nuestro aceite orgánico de CBD.

Para preservar la pureza de nuestro cáñamo crudo, empleamos métodos de extracción altamente eficientes pero gentiles usando CO2. No solo la extracción con CO2 mejora la calidad del CBD, también preserva todo el espectro de cannabinoides, terpenos, falvonoides, nutrientes y antioxidantes contenidos en la planta.

La extracción con CO2 es un proceso de extracción que utiliza dióxido de carbono presurizado (CO2) para extraer fitoquimicos (tales como CBD, CBG, terpenos, flavonoides, etc.) de una planta. A cierta temperatura y con cierta presión el CO2 actúa como un solvente, sin poseer los peligros de los solventes comunes. Es el método de extracción más costoso en la actualidad, pero también considerado el más seguro y efectivo.

Utilizamos la cepa FUTURA 75, una cepa certificada con alto contenido de CBD y baja concentración de THC (menos de 0.2%).

SI, todos nuestros productos con aceite de CBD tiene un contenido de THC menor al 0.2%, lo que es significativamente menor que el límite legal de 1%, así que es totalmente legal en Suiza. La edad mínima para adquirirlo es 18 años. Por favor revise la legislación local de su país y estado de residencia antes de decidir importar nuestros productos desde Suiza. Cualquier proceso de importación a otro país fuera de Suiza se hace a riesgo y responsabilidad del cliente.

No, you can't vape our CBD oil. It's not made to inhale, but to be taken orally.
Our CBD oil has been diluted in olive oil and there are potential health concerns related to inhaling oils (such as Lipoid Pneumonia), so we strongly advise against vaping our CBD oil.

La concentración de THC en el aceite de hachís no es ni de cerca suficiente para afectarle. Las plantas de cáñamo industriales (Cannabis Sativa L) generalmente contienen cantidades vestigiales del THC que contiene la marihuana. El THC es el cannabinoide que detectan las pruebas de drogas. Estos tests detectan los productos metabólicos del THC y comienzan como simples pruebas de orina. El test utiliza la presencia de ciertos anticuerpos para detectar el THC y los metabolitos que este compuesto produce, conocidos con el complicado nombre de ‘11-nor-delta9-caboxy-THC (THC-COOH)’. Si el test inicial encuentra que su orina contiene más de 50 nano gramos (ng) de estas sustancias, se realizan cromatografías a gas / espectrometrías de masa (GC/MS) para confirmar el resultado inicial. Este test se concentra en detectar ‘11-nor-delta9-caboxy-THC (THC-COOH)’ y no es sensitivo a otros compuestos cannabinoides, incluyendo el CBD.

Join our our newsletter to get a free welcome gift